SANTO ESTEVO. PARADOR DE ESPAÑA

santo estevo

En el interior de Galicia, situado en el corazón de la Ribeira Sacra, se esconde un monasterio con más de catorce siglos de antigüedad. Declarado Monumento Histórico Artístico en 1923 y convertido en parador hace once años, el establecimiento recibe ahora su reconocimiento más importante.

El Parador de Santo Estevo acaba de ser galardonado con el premio Travellers’ Choice Paradores 2015 con el que Tripadvisor, el mayor sitio web de viajes del mundo, le acredita como el mejor de España según las opiniones de los clientes. El establecimiento de Ribas de Sil (Ourense), que arrebata el trono al de Lorca (Murcia), está acompañado en el podio por los paradores de Alcalá de Henares (Madrid) y el deSantiago de Compostela.

¿Cuál es el secreto del éxito de Santo Estevo? Arte, historia, naturaleza, tranquilidad y gastronomía acaparan el protagonismo mientras alguna que otra meiga sirve para envolver de misterio el edificio y los majestuosos bosques que lo rodean.

COSAS QUE HACER EN EL PARADOR DE SANTO ESTEVO

  • 1
    Siglos de historia en cada rincón
    Parador de Santo Estevo
    El primer documento escrito en el que aparece el nombre de este antiguo monasterio es del año 921, cuando el rey Ordoño II autoriza al abad Franquila a reconstruir el edificio, por lo que sus orígenes son aún más antiguos (se cree que se remontan a los siglos VI y VII). Tras esa etapa monacal, en 1588 pasó a ser Colegio de Artes hasta finales del siglo XIX, cuando estuvo en manos particulares hasta ser convertido en parador de turismo en el año 2004.
  • 2
    Silencio sepulcral
    Parador de Santo Estevo
    Una de las características por las que muchos eligen Paradores es por su silencio, y este le añade su capacidad para que los huéspedes se reencuentren consigo mismos. Santo Estevo es paz y tranquilidad, un lugar en el que desconectar del mundo, respirar hondo y reponer fuerzas. La luz tenue que ilumina el complejo es acompañada de una música religiosa a volumen muy bajo. Todo está preparado para que, en esencia, siga siendo un monasterio.
  • 3
    Paseo entre castaños
    En su parte posterior, desde la cafetería, el parador tiene una puerta hacia un camino de castaños, ideal para recorrer tanto a primera hora de la mañana como a última de la tarde. Es un camino por momentos bastante escarpado lleno de encanto y misterio en el que no podrás resistirte a poner a prueba la capacidad de la tarjeta de memoria de tu teléfono.
  • 4
    Joya arquitectónica
    Parador de Santo Estevo
    Las antiguas dependecias monacales son un regalo para los amantes de la arquitectura. El parador combina los estilos barroco y románico y cuenta con tres enormes claustros, uno románico, uno gótico y otro renacentista. Podrás sentirte como un auténtico monje de la época dando vueltas en círculo por cada uno de ellos mientras meditas.
  • 5
    Los cañones del Sil, en catamarán
    Parador de Santo Estevo
    A escasos ocho kilómetros de Santo Estevo podrás embarcar en un catamarán para recorrer la belleza de los cañones del río Sil, especialmente bonitos en las estaciones de primavera y otoño. Actualmente operan tres servicios diferentes de catamaranes en el Sil y uno en el Miño. Desde el embalse de Santo Estevo, por unos 13 euros, podrás comenzar una gran aventura visual compuesta por paredes verticales, espectaculares cortados y un verde imponente.
  • 6
    Gastronomía gallega
    Parador de Santo Estevo
    Hablar de Galicia es hacerlo de tradición culinaria y en el parador se encuentra uno de los referentes de la zona. En el restaurante Dos Abades, con un 9,2 de valoración en El Tenedor, triunfan carnes y pescados por igual. Debajo de su majestuosa bóveda de piedra de catorce metros de altura, los platos más demandados son el pulpo, el rodaballo y el solomillo de ternera a la parrilla con castañas y foie. Para acabar, destacan la tarta de queso do cebreiro con mermelada de frutos rojos y las filloas. No te vayas sin regar todo eso con un buen Ribeiro y otros caldos de la zona.
  • 7
    Agua, chorros y buenas manos
    Parador de Santo Estevo
    Porque uno no se relaja sólo con la ausencia de ruidos, tienes la opción de ponerte a remojo con un spa cuidado hasta el último detalle. Puedes completar el circuito básico con tratamientos que van desde el baño de burbujas hasta todo tipo de masajes (cervical, flotación, mecánico y hasta infantil), sin olvidarnos de la vinoterapia y el Aloe Vera.
  • 8
    Las vistas infinitas
    Parador de Santo Estevo
    Cada habitación, cada camino y hasta el jacuzzi exterior son una oportunidad para contemplar la Ribeira Sacra en todo su esplendor. Santo Estevo, rodeado de robles y castaños, aprovecha todos sus rincones para regalar vistas infinitas de sus bosques. Los tres más preciados son el bosque benedictino de Santa Cristina de Ribas de Sil, el de Santo Estevo y el Bidueiral de Montederramo.
  • 9
    Ubicación perfecta
    Estar en medio del bosque no te impide realizar excursiones, esa es una de las mejores cosas que tiene. Ni siquiera su acceso es complicado por carretera. Por la zona, a escasa distancia en coche, puedes ver Monforte de Lemos y sus monasterios, caseríos y miradores. De hecho puedes realizar la ruta de los catamaranes en tu vehículo, parando por pueblos cargados historia. Pero si no tienes bastante, a unos 25 minutos en coche está Ourense, cuyo centro histórico merece un paseo. Y si eres de los que no suelen tener pereza a la hora de conducir, a una hora y media está Santiago de Compostela.
  • 10
    El misterio de las meigas
    Desde el primer momento en el que pisas el parador sientes algo distinto, una mezcla de respeto y embrujo. Imponen las tumbas que conforman el pequeño cementerio que hay a la entrada, su piedra de apariencia siempre mojada con tonos verdes y los recovecos que nunca sabes hacia qué lugar te llevarán. El parador organiza (no siempre) una visita nocturna teatralizada en la que un ‘monje’ de la época cuenta las historias más interesantes que han sucedido bajo esos muros. Siempre con poca luz y un poco de frío, jugando con el misterio, con las meigas y con las costumbres. Qué mejor para terminar la visita que haciendo y degustando una deliciosa queimada cuando todos duermen.
Anuncios

Un comentario en “SANTO ESTEVO. PARADOR DE ESPAÑA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s